Arquitectura de concurso… “Saque la obra de su casa a consurso”

 

humor arquitecturaPor todos es conocidos la forma de optar a un proyecto o una obra mediante un procedimiento de concurso. Sé de buena tinta el esfuerzo, entusiasmo y dedicación que supone, así como la alegría o desilusión que produce.

Pero del… “saque la obra de su casa a concurso” al presupuesto sin compromiso hay un trecho. Aunque sé que para cada uno lo importante es lo de cada uno, pretender hacer Arquitectura de concurso para la ejecución de  una vivienda unifamiliar o para la reforma de la cocina, baño… esta poco justificado.

Y aunque me llamo la atención este titular, este tipo de modelo de negocio no me sorprende, los hay que organizan concursos para diseñar el logotipo de tu empresa, y dentro de unos límites hasta los puedo llegar a entender. Pero como dice el refranero “el tiempo es dinero” pero el conocimiento también lo es!. Así que tengamos en cuenta las dos cosas para valorar un trabajo. Desconozco la dedicación que puede suponer determinados trabajos, pero sé que al final pagas por lo que saben hacer otros. Probablemente pueda cortarme el pelo yo misma pero no sabré hacerlo igual que una peluquera. Probablemente consiga solucionar un problema de mi ordenador pero me lo hará más rápidamente alguien que sepa cómo solucionarlo.

Ese presupuesto sin compromiso mal entendido que es el pretender mediante un concurso que te presenten varios proyectos arquitectónicos, con lo que supone: diseñar, calcular, medir, justificar, cuantificar… tu vivienda para optar a que te den la obra o no.

Obra cuyo coste es importante saber, evidentemente, pero cuantos nos hemos encontrado con encrucijadas del tipo:

– Llega el momento del suelo y empiezan las interpretaciones…
­        -Propiedad: ”y si ponemos un gresite”… “oye a mi me han dado precio de m2 de suelo colocado y punto”
­        -Instalador: “a mi nadie me dijo que iba a cartabón”… “a mi nadie me dijo que el suelo era 5x5cm.”

Por mucho que queramos especificar hasta el último detalle de la obra, mi experiencia me dice que desde que se define el proyecto de una vivienda unifamiliar hasta que está completamente terminado pueden pasar de 12 a 15 meses para una construcción tradicional, por suerte o desgracia las personas cambiamos de opinión y las obras están vivas. Y aquí es donde también entra en juego nuestra capacidad para gestionarlo de la manera más eficiente. Aquí y en el resto de la obra. Y esto no se ve en un concurso.

 Leemos y oimos hablar sobre el mercadeo que hay en el sector de la arquitectura: honorarios de subsuelo, falta de profesionalidad, compañerismo, certificaciones low cost, guerra de competencias… Que cada uno haga lo que pueda y crea pero dignificando la profesión que hacemos todos, incluidos los que participan de estas practicas”.

¿Estaremos en un mercado de limones?. No he visto profesiones de otros sectores con una percepción social de la profesión como la nuestra. Tampoco digo de volver a la época en la que el médico del pueblo era Don Arturo y ahora es solo Arturo. Pero si a no confundir valor con precio, al menos. Esto es la consecuencia de la libertad de honorarios sumada a las circunstancias del mercado y a como somos cada uno.

Presupuesto sin compromisos ese eslogan que rezan muchas empresas. Pero acotemos la palabra presupuesto, que no es equiparable a… saco mi casa a concurso, me hacen varios proyectos enteros y el que más me guste me lo quedo! 
_____________________________________________________
Puedes seguir en contacto conmigo vía Twitter, Facebook, LinkedInGoogle+, Pinterest…

Otros post relacionados

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios...